SE QUEDAN PEGADOS EN PLENO ACTO SEXUAL

La gente de la localidad llamó a un pastor para que rezara por la separación de la pareja, y lo logró a casi 6 horas de iniciado el peculiar acontecimiento.

 

Luego de que un hombre keniano sospechara de la infidelidad de su mujer, visitó a un brujo para que le ayudará a confirmar sus miedos a través de la magia negra.

Y funcionó, días después al llegar a su casa, encontró a su esposa literalmente pegada a su amante: el pene del hombre quedó atrapado en la vagina de su mujer.

Al ver tal escena el marido quedó impactado y rompió en llanto, pero tal fue el efecto de ‘la magia’ que la pareja estuvo pegada varias horas, por lo que los medios locales se acercaron para captar la singular escena.

La esposa fue quien se llevó la peor parte, aparte de ser captada por los medios, fue repudiada por los miembros de la comunidad, ya que el machismo predomina en la sociedad de Kenia.

Ahora todos buscan a tan eficiente ‘brujo’.

Pero en general este problema no se debe a una ‘brujería’, se trata de un problema físico o psicológico en el que la mujer ocasiona una contracción involuntaria de la vagina, ésta aprisiona con tal fuerza el pene que no puede salir. La solución, es la relajación.

COMPARTIR: